Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

CONEAU otorga por primera vez su "Categoría A" al Doctorado en Agronomía

Se trata de la máxima categoría otorgada por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU). Estas categorizaciones ubican a la FCA entre los estándares de calidad establecidos en la normativa vigente, resultado del compromiso de la institución por mantener el máximo nivel de exigencia y calidad en todas las carreras.

23 de noviembre de 2022, 10:07.

CONEAU otorga por primera vez su "Categoría A" al Doctorado en Agronomía

Ampliar imagen


El Doctorado en Agronomía de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo fue evaluado de acuerdo con los procedimientos previstos por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) que, a fin de contar con recomendaciones técnicas, constituyó Comités de Pares que, en cumplimiento de su tarea, realizaron sus informes a partir de la aplicación de los criterios, estándares y procedimientos vigentes. Dicha evaluación consideró y resolvió al respecto acreditar por primera vez al Doctorado mencionado con la categorización A, la máxima categoría otorgada por CONEAU.

La acreditación se otorga por un período de seis años que, una vez vencido el termino, se debe solicitar una nueva acreditación conforme a las convocatorias que establezca la CONEAU para que así se verifique el cumplimiento del compromiso y se analice la situación de la carrera según los estándares de calidad establecidos en la normativa vigente.

Estos hitos surgen del compromiso de la institución por mantener el máximo nivel de exigencia y calidad en todas las carreras. La Facultad de Ciencias Agrarias no sólo se propone satisfacer las demandas profesionales y técnicas que enfrentan los graduados universitarios, sino de mantener siempre la calidad académica que distingue a la institución.

Cómo se acredita

La clasificación de los posgrados es una tarea que recae en la CONEAU, el único organismo público que desde 1996 controla la calidad de las carreras e instituciones universitarias que operan en el sistema universitario argentino.

Todas las ofertas de posgrado deben someterse al proceso de acreditación, pues fija los estándares mínimos que deben cubrir las carreras. La categorización, por otro lado, es un proceso voluntario. En el cuarto nivel  implica una evaluación de pares que otorga una calificación con letras (A excelente, B muy buena y C buena), que se corresponde con un perfil de calidad integral que incluye tanto el aspecto académico y de infraestructura como el organizacional e institucional.

La categorización no es algo estático, se mantiene hasta que se realiza la nueva convocatoria. Eso plantea la necesidad de revisar y mantener los programas actualizados, siguiendo los avances en cada disciplina. El proceso de evaluación no se puede realizar con las carreras nuevas. Es necesario que cumplan un ciclo de dictado para poder recibir la calificación.