Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Uvas Argentinas premió a 2 estudiantes de Ciencias Agrarias por elaborar un "Manual del Mosto"

Participaron del concurso seis estudiantes, guiados por un docente y el enólogo de la empresa. La propuesta presentada por María Paula Baldasso y Selene Contreras fue elegida como ganadora. Recibieron como recompensa $100.000 cada una. Aquí los detalles

02 de agosto de 2022, 09:50.

Uvas Argentinas premió a 2 estudiantes de Ciencias Agrarias por elaborar un "Manual del Mosto"

Ampliar imagen


Durante la mañana del viernes 29/7, en el auditorio de Chacras Park, en Luján de Cuyo, Mendoza, la empresa Uvas Argentinas, comercializadora de mostos y jugos de uvas y, creadora de la primera Bolsa de Mosto de Argentina, llevó a cabo la entrega de diplomas y premios a estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCUYO, quienes participaron en la elaboración de una guía de producción de mostos, para unificar criterios, plantear estándares de producción, segmentar las calidades y fijar parámetros objetivos de elaboración.

Para llegar a esta instancia, se convocó al concurso «Manual del Mosto» a 6 estudiantes de 5° año de la Carrera de Ingeniería Agronómica. Los futuros ingenieros agrónomos fueron guiados por la tutoría del docente Ing. Agr. Javier Genovart, en conjunto con un equipo de profesionales de Uvas Argentinas y de la industria mostera.

Al respecto, Marcela Ricci, directora ejecutiva de Uvas Argentinas, expresó: "Esto forma parte de un gran proyecto que tiene la empresa de seguir vinculándonos con este tipo de instituciones educativas y científicas".

Y continuó: "actualmente tenemos convenios tanto con el INTA como con la UNCUYO para poder seguir avanzando en este sentido. Es otra iniciativa alineada con el compromiso que tiene nuestra empresa, tanto en el desarrollo de nuevos profesionales como en la investigación de nuevas posibilidades para la industria del mosto".

"La iniciativa desde la empresa fue por dos motivos: por un lado, para darle la posibilidad a los alumnos de conocer otro rubro dentro de la industria vitivinícola, y por otro lado para tener nosotros un manual, un material bibliográfico actualizado y de soporte" agregó Ricci. Y explicó: "Es que falta conocimiento general, muchas veces los operarios de una planta hacen su tarea sin saber la implicancia que puede tener determinado paso en el producto final, y sin conocer los riesgos de que ese producto tenga algún defecto que termine en la mano de un consumidor muy educado, concientizado".

Los organizadores contaron que fue un trabajo intensivo realizado con la convicción de que la investigación, la educación y el intercambio de experiencias constituyen el camino que permitirá actualizar, modernizar y hacer crecer a la industria del mosto, cada vez más presente en los alimentos que consumimos.

 

Los equipos:  1- Hernán Landgrebe y Fernando Calderón 2- Antonella Pollicino y Juan Renzo Tormo 3- María Paula Baldasso y Selene Contreras

Los equipos: 1- Hernán Landgrebe y Fernando Calderón 2- Antonella Pollicino y Juan Renzo Tormo 3- María Paula Baldasso y Selene Contreras

Participaron del programa 6 estudiantes que formaron 3 equipos de 2. Cada uno tenía el desafío de elaborar un documento que sintetizara las pautas indispensables que se deben respetar en el marco de la elaboración de los jugos de uva concentrados.

Durante seis meses, debieron llevar adelante un trabajo de formación e investigación en el que realizaron diversas actividades patrocinadas por la empresa organizadora.  Entre las actividades desarrolladas durante la investigación se pueden resaltar: encuentros con el equipo profesional de la empresa; viajes técnicos a la planta concentradora Guanacache, en San Martín, y a otras bodegas y plantas elaboradoras de mostos en esa misma provincia. Las personas participantes también fueron parte de charlas educativas con destacados referentes de la industria. Además, en ese lapso de tiempo recibieron una contribución económica de la empresa como premio a su esfuerzo.

En el acto de entrega de diplomas y premios, Enrique Naranjo, enólogo de Uvas Argentinas, agradeció a los alumnos por el nivel que demostraron, su preocupación su entusiasmo. Y comentó: "El 30% de la industria vitivinícola está dedicada al jugo, pero le falta consistencia en los conocimientos para seguir creciendo en esta industria; lo que le sucedió a los chicos en el proceso de investigación lo vivimos a diario, la falta de bibliografía, de información, de técnicas, de análisis. Para ellos que estudian agronomía ha sido un desafío doble ya que su formación esta orientada a lo que es producción vitícola".

Según explicó Genovart, docente de UNCUYO, "los chicos terminaron todo el trabajo con información que no estaba al alcance de la mano y tuvieron que hacer un esfuerzo extra para buscar toda esa información, darle forma y armar un trabajo que sea de utilidad, es decir, aplicar algo de lo que están aprendiendo como estudiantes a un trabajo que será de utilidad a la industria vitivinícola". También agradeció a los estudiantes por el esfuerzo de cada uno de ellos, a su trabajo en equipo, y a la empresa por "darles la posibilidad y destinar tiempo y capital en futuros profesionales".

Con todas las herramientas adquiridas, cada equipo presentó su trabajo, el que fue sometido a un jurado que eligió el dúo ganador. Finalmente, el trabajo seleccionado fue el de María Paula Baldasso y Selene Contreras. Así, las jóvenes se convirtieron en las autoras del "Manual del Mosto", un documento que servirá de guía para la industria mostera, y se hicieron acreedoras de un premio de $100.000 cada una.

A su turno, el bioquímico Alberto Nuñez, quien brindó una charla introductoria sobre la industria del mosto, expresó que la modalidad de trabajo inicial fue darles a los estudiantes "consultas para hacer y situaciones que resolver". Además afirmó que "el camino del conocimiento, de la investigación, no es otra cosa que el camino de la duda".